Mensaje del Cónsul de México en Boise, Celso Humberto Delgado Ramírez

Buenos días a todos:

Al saludarles con respeto, me es muy honroso entregarles el saludo y los buenos deseos que por mi conducto les envía su amigo y compatriota, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto.  

El Consulado está para representar y apoyar los intereses de México y de los mexicanos; para fortalecer y mejorar las fecundas relaciones económicas, culturales, educativas, laborales, deportivas, políticas y humanas que existen entre nuestros pueblos y países, y en particular con la población de  los estados de Idaho, Montana, Oregón y Nevada.  

Aquí en Boise, Idaho, así como a través de los consulados móviles y las visitas regionales, estamos para servirles  en sus solicitudes de documentación, pasaporte, cartilla, acta de nacimiento, matrimonio, testimonios de representación, y por supuesto, para informarles de las mejores oportunidades para invertir y ganar, vender y comprar productos del campo o de la fábrica o de la asociación de capitales y talentos entre estadounidenses y mexicanos.

También, les sugeriremos los mejores tips para conocer Boise, esta hermosa y amigable región de árboles, montañas, lagos, praderas y escuelas, centros deportivos y universidades. Por otra parte, para recomendarle cómo mejor visitar, descansar, conocer y disfrutar el paisaje de asombro de la naturaleza en las playas, ciudades capitales y provincias de nuestro país y admirar la belleza cultural y los testimonios de las civilizaciones del México antiguo y colonial.

Con el propósito de estar más cerca de ustedes estamos constantemente difundiendo información útil en los siguientes sitios:

                          

También pueden escribirnos con sus preguntas y comentarios al correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gracias por asomarse al Consulado de México en Boise, Idaho; reciban el afecto y admiración de mis competentes colaboradores y la personal estimación de mi familia por todos ustedes y los suyos.