Los consulados de México ofrecen orientación y asistencia a personas mexicanas detenidas por autoridades migratorias, así como a sus familiares, para ayudarles a entender su situación legal y vigilar el respecto a su integridad y derechos.