Si eres arrestado, proporciona solamente tu nombre verdadero, permanece en silencio y muestra el siguiente texto (imprímelo, recórtalo y llévalo siempre contigo)

"Deseo ejercer mi derecho constitucional a permanecer en silencio y consultar a un abogado antes de contestar cualquier pregunta o firmar algún papel... Permítame llamar por teléfono a un abogado"

"I wish to exercise my constitutional right to remain silent and to consult with an attorney before I answer any questions or sign any papers... Please let me use a telephone to call a lawyer."


Te podemos ayudar en los siguientes casos:

  •     Orientación en tu situación migratoria.
  •     Orientación respecto a tus derechos laborales, prestaciones en tu trabajo, trámite de indemnizaciones, cobro de salarios devengados, etc.
  •     Asistencia en problemas legales. En caso de que hayas sido detenido por haber cometido alguna infracción o delito, cuando quieras terminar de cumplir tu sentencia en México o necesites cambiar de abogado.
  •     Localización de familiares.
  •     Cuando un familiar o amigo haya fallecido y quieran enviar sus restos a México.
  •     Orientación en el caso de que el Gobierno tome bajo su custodia a un hijo tuyo por acusarte de maltrato o negligencia.

Toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Para trabajar en Estados Unidos necesitas un permiso, visa de trabajo o tarjeta de residente. Si no los tienes puedes tener problemas con las autoridades por encontrarte indocumentado.
  • Utilizar documentación falsa es un delito que se castiga con cárcel. No portes documentos falsos.
  • Protege tus documentos de identidad, no los prestes ni permitas que otra persona los use. Pueden cometer delitos y acusarte de los mismos. Si te los roban o los pierdes, levanta un acta en una delegación de policía.
  • Si eres detenido, no declares nada ni firmes documentos sin la asesoría de un abogado. Te deben explicar tus derechos y permitirte hacer una llamada telefónica para avisar a tus familiares, consultar un abogado o llamar al teléfono para EMERGENCIAS: 1 888 755 5511
  • Si eres acusado de un delito que no cometiste, no aceptes declararte culpable a cambio de una reducción de sentencia.

Recuerda que un arresto puede afectar tu situación migratoria, por eso:

  •     Nunca manejes en estado de ebriedad, sin licencia, seguro o los documentos del automóvil.
  •     Evita riñas y pleitos en casa, en el trabajo o lugares públicos.
  •     Por ningún motivo transportes, compres, vendas, cultives o consumas drogas. Además, del daño a tu salud, podrías ser encarcelado y tu familia quedar desamparada.
  •     No portes armas de fuego o armas blancas sin permiso de las autoridades. Muchos compatriotas han muerto o están en la cárcel por su uso y no obtener el permiso correspondiente.


Con respecto a tus hijos, se considera abuso o negligencia:

  • Golpearlos, aun cuando sea para disciplinarlos. Nunca sacudas a un bebé, el daño físico que le puedes hacer es irreparable y puede ser mortal.
  • Dejarlos al cuidado de una persona que los golpee o maltrate.
  • No proveerles alimentación, vestido, o bien un ambiente adecuado para vivir.
  • Dejarlos solos, a pesar de que estés trabajando, sin que un adulto los cuide.
  • No darles el cuidado médico adecuado en caso de accidente o enfermedad seria.

La violencia doméstica es un problema grave que hombres y mujeres deben combatir. Si eres víctima de abuso físico o emocional por parte de tu pareja, debes denunciarlo.

En caso de contratar a un abogado recuerda que debes firmar un contrato de servicios profesionales que especifique claramente sus honorarios, las obligaciones que asume como: visitar al detenido, informarle puntualmente de su caso, asistir a las audiencias ante el juez y actuar de manera responsable y profesional.

Mucho cuidado con las personas que ofrecen regularizar tu situación migratoria, puede tratarse de un fraude.     NO firmes documentos en blanco y exige contratos por escrito.

Mexicano, conoce algunos de tus derechos:

  • Como persona, la Constitución de los Estados Unidos de América te protege.
  • Independientemente de tu situación migratoria, tienes derechos.
  • Debes exigir un trato digno y respuetuoso por parte de las autoridades.
  • Si eres detenido tienes derecho al pago de tus salarios pendientes. Para ello. es necesario proporcionar al Consulado el nombre y domicilio del patrón o empresa, así como tu nombre y dirección en México para enviártelo una vez recuperado.
  • En caso de que el Estado tome bajo su custodia a un hijo tuyo, tienes derecho a recibir servicios en Español y a que tu hijo sea ubicado en un hogar de crianza en donde se hable Español.

En caso de una detención por autoridades migratorias:

  • En las oficinas de migración te deben proporcionar una lista de organizaciones y abogados, a los que puedes consultar. Si no lo hacen llama a tu Consulado (línea gratuita: 1-800-601-1289).
  • Si tienes hijos menores que sólo dependan de ti, infórmalo a las autoridades.
  • No firmes ningún documento antes de consultar con el Consulado o con un abogado.
  • Si eres detenido tienes derecho a una audiencia con un juez de migración quien podrá determinar si puedes permanecer en el país o ser deportado.
  • Si estas casado(a) con un(o) ciudadano(a) estadounidense, residente permanente o estás en proceso de regularizar tu situación migratoria, o bien llevas más de diez años viviendo honestamente en los Estados Unidos de América. Recuerda que estos son factores que te favorecen.
  • Si te conceden una audiencia con juez de migración y sales bajo fianza, tu libertad es condicional hasta la fecha de la nueva cita con el juez. Si no te presentas a una audiencia implica perder la fianza y se ordenará tu deportación.
  • La salida voluntaria: Si pagas por el costo de tu traslado a México y no tienes antecedentes, te permite regresar legalmente a Estados Unidos. Si eres deportado, tienes que esperar 5 años o más.