Ciudad de México, 11 de enero de 2017

 

Mensaje del Canciller Luis Videgaray en la clausura de la Reunión de Embajadores y Cónsules 2017

 

Canciller Luis Videgaray Caso: Muy buenas tardes señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Licenciado Enrique Peña Nieto, muchas gracias por recibir a quienes integramos al equipo de la Secretaría de Relaciones Exteriores y al cuerpo diplomático que representa a la nación en el mundo.

Muy buenas tardes a todas y a todos, permítame primero porque ya es muy tarde, segundo porque ya me han oído hablar mucho, permítanme obviar los saludos individuales y a cada quien, pero agradecerles a todos su presencia en esta que ha sido una muy fructífera Reunión de Embajadores y Cónsules.

Fue en el año del 90 cuando Fernando Solana era Secretario de Relaciones Exteriores y se estableció la primera Reunión de Embajadores y Cónsules, esta es, por lo tanto la numero 28 que se hace de forma consecutiva.

Algo que tienen en común 1990 con 2017 es que son años donde se han presentado eventos donde se ponen en reto los paradigmas de la convivencia internacional. En 1989 cayó el muro de Berlín generando una nueva realidad geopolítica y ahora en 2016 los eventos políticos en Europa, el Reino Unido, por supuesto en Estados Unidos también, implica que estamos entrando en una etapa de cambio.

Esta Reunión de Embajadores y Cónsules ha sido extraordinariamente productiva; ha sido una reunión en la que las y los Embajadores; las y los Cónsules han presentado informes de trabajo haciendo un recuento de cuáles son las metas, haciendo un diagnóstico de dónde estamos, dónde tenemos los retos y sobre todo dónde tenemos las oportunidades.

Nos hemos puesto de acuerdo en algunos objetivos específicos para poder fortalecer nuestra posición en las distintas negociaciones que habrá de enfrentar México.

Quiero agradecer de manera muy particular a los señores Secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina que el día de hoy asistieron a darnos una plática extraordinariamente útil, con información sustanciosa sobre la actividad de nuestras fuerzas armadas y particularmente la estrecha vinculación que tienen las fuerzas armadas en la relación de México con el mundo.

Agradezco también al Secretario de Hacienda, al Secretario de Economía que también nos dieron pláticas extraordinariamente oportunas y útiles, al sector privado, al Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, a los distintos especialistas que estuvieron en la Reunión de Embajadores y Cónsules y nos dieron una perspectiva útil y oportuna, sobre los retos que enfrenta México en el mundo.

Sin duda, son muchos los retos señor Presidente pero una de las grandes fortalezas que tenemos es la capacidad, el talento, la experiencia de los hombres y mujeres que integran el Servicio Exterior Mexicano y la diplomacia nacional.

Yo quiero agradecerles a todos ustedes que en estos 6 días de trabajo en la Reunión de Embajadores y Cónsules me han hecho sentir en casa y es un orgullo ser parte de este enorme equipo que es el Servicio Exterior Mexicano, gracias señor Presidente y muchas gracias a todos.

ooOOoo