FUNCIONES DE LOS CONSULADOS HONORARIOS DE MÉXICO EN FRANCIA

Los Consulados Honorarios de México en Francia dependen funcionalmente de la Embajada de México en Francia, la cual funge como su Oficina supervisora.

Conforme a la práctica internacional, los Cónsules Honorarios son personas de reconocida probidad en sus comunidades, profesionistas,  empresarios o individuos conocidos ampliamente en la ciudad o región en la que representan a un país extranjero. Pueden tener la nacionalidad mexicana o extranjera, y no reciben sueldo ni gastos de sostenimiento para la oficina en la que harán operar el Consulado Honorario, en este caso para representar a México.

La ayuda que tales funcionarios honorarios prestan al gobierno de México es invaluable, sobre todo en países extensos en los que se hace difícil tener una presencia sostenida y de amplia cobertura, sea en materia de apoyo a la comunidad mexicana, a los negocios con México o a la difusión de la cultura mexicana.

La labor de protección que realizan los cónsules honorarios

El Reglamento de la Ley del Servicio Exterior Mexicano les atribuye la protección de los derechos e intereses de los mexicanos que se encuentren en sus respectivas circunscripciones utilizando principalmente las instituciones del lugar de su adscripción.

La labor de promoción

El citado Reglamento también contempla la función de promover la imagen y cultura de México, así como atraer, en la medida de sus capacidades, la inversión extranjera hacia nuestro país, promoviendo al mismo tiempo, el comercio bilateral y el turismo hacia México. 

La labor de expedición de documentos consulares

Debido a la instrumentación de nuevas y complejas medidas de seguridad en la elaboración de documentos mexicanos expedidos por la Secretaría de Relaciones Exteriores, ahora los trámites documentales consulares (ejemplo: pasaportes, actas del Registro Civil; Cartilla del Servicio Militar Nacional, la documentación de extranjeros) ya no pueden llevarse a cabo en las instalaciones de los Consulados Honorarios, sino solamente en las oficinas consulares de carrera, con la presencia física del interesado, a excepción de la forma “OP 7” que es la autorización de los padres a distancia para la expedición de pasaportes para sus hijos menores de edad.

El gobierno de México designa a estos funcionarios honorarios cuando muestran afecto o arraigo por México y están dispuestos a aceptar un nombramiento honorario.

Tradicionalmente, los Cónsules Honorarios hacen un buen trabajo en aspectos tales como:

  • Aclarar asuntos y coyunturas en favor de la buena imagen y prestigio de México y de los mexicanos en el extranjero;
  • Promover actos académicos y de intercambio cultural entre organismos de su circunscripción y México;
  • Representar a México en eventos protocolarios, oficiales y de instituciones gubernamentales, o privadas, en las que es importante que México tenga presencia;
  • Prestar asistencia y orientación a los empresarios mexicanos que visiten su área o que les soliciten información;
  • Difundir información sobre México, sobre su actualidad, sus instituciones y su política exterior, entre la población, las instituciones locales y la propia comunidad mexicana;
  • Mantener contacto con los estudiantes mexicanos en su localidad, para conocer sus necesidades y brindar apoyo cuando se requiera;
  • Colaborar con la Sección Consular en París y la Embajada de México en la coordinación de las visitas oficiales de sus titulares, o de altos funcionarios de la federación, cuando el gobierno de México solicite apoyo para tales visitantes, que se dirijan al área donde se ubique el Consulado Honorario;
  • Informar a los extranjeros sobre disposiciones mexicanas que estén causando inquietud o confusión.