EL TESTAMENTO: UNA DECISIÓN QUE NOS TRASCIENDE

 


La imagen que tenemos  del  testamento es como la de un cuadro del siglo XVI: Un hombre en su lecho de muerte y alrededor de él su esposa e hijos, el cura y el notario, quien debe tomar nota por escrito de los últimos deseos del moribundo. Con 1,200 notarios en todo México encontrar uno a las cinco de la mañana a unas horas de la muerte es casi imposible.  Afortunadamente para los mexicanos que residimos en el extranjero esta circunstancia se puede solventar fácilmente acudiendo a tu embajada o consulado oportunamente. La Ley del Servicio Exterior Mexicano y la Ley del Notariado del Distrito Federal nos facultan para actuar en calidad de notarios públicos en esta materia. Se trata de un trámite muy sencillo cuya firma te llevará 15 minutos.

 

Como sabes un testamento es un documento que especifica quién heredará las cuentas bancarias, la propiedad inmobiliaria, las joyas, los automóviles y otros bienes después de tu fallecimiento. Puedes dejarle todo a una única persona o repartirlo en partes pequeñas y específicas, como por ejemplo la colección de música a tu hermano o los libros a tu mejor amigo. No obstante, un testamento es mucho más que un medio para distribuir tus bienes cuando falleces, en particular si tienes niños.

 

Si eres padre o madre, un testamento es lo más importante que puedes hacer para asegurarte de que tu hijo quede a cargo de las personas que deseas si algo te sucediese. En el testamento puedes designar a una persona (tutor) para que se haga cargo de tus hijos en el caso de que tú fallezcas antes de que ellos cumplan la mayoría de edad. Y puedes designar a un administrador de bienes o fiduciario para administrar tu dinero en beneficio de tus hijos hasta que sean adultos. Puedes nombrar a una única persona para que se desempeñe como tutor y administrador de los bienes o elegir dos personas para que realicen las funciones por separado.

 

Si deseas dejar todo más organizado, puedes nombrar a un "albacea" o ejecutor testamentario para que dé cumplimiento a tu última voluntad después de que fallezcas. El albacea paga las deudas e impuestos que hayas dejado pendientes y luego se asegura que el remanente de tu patrimonio vaya a las personas que hayas designado.
Hay muchas otras cosas para las cuales puedes usar un testamento, ent
re ellas: Para hacer donaciones caritativas, donar órganos y especificar los detalles del funeral.

 

Recuerda que independientemente de cuántos bienes o dinero tengas, es importante dejar un testamento, pues además  de garantizar que tus  posesiones serán distribuidas de la manera que a ti te parece mejor, contribuirá a preservar la armonía en la familia  y que tus herederos no se vean obligados a iniciar costosos litigios.

 

De conformidad con la legislación mexicana tú puedes otorgar cualquiera de los siguientes testamentos  de acuerdo con tus preferencias y tus posibilidades económicas:

 

  1. Testamento público abierto: Es el que se otorga ante el cónsul en funciones de notario público, quien transcribirá por escrito, en una escritura notarial, las cláusulas del    testamento, respetando la voluntad del testador. Esta clase de testamento, al ser otorgado ante fedatario público, es el que garantiza más seguridad al testador y a los posibles herederos.
  2. Testamento público cerrado: Es el que se otorga en sobre cerrado y sellado, en presencia de testigos, ante el titular de la representación consular. El cónsul funge como notario público sólo en cuanto a la entrega del sobre que contiene la última voluntad del testador y no en cuanto al contenido del testamento. Esta clase de testamento lo escribe el testador en papel común, debiendo rubricar y firmar al calce éste todas las hojas que forman el testamento.
  3. Testamento ológrafo: Es el testamento escrito de puño y letra del testador mayor de edad. La intervención consular en este tipo de actos se hace como simple auxiliar del Archivo General de Notarías del Distrito Federal o como intermediario entre el testador y dicho archivo y NO como fedatario público.

TARIFAS CONSULARES: Los costos de los actos arriba descritos, podrá obtenerlos AQUÍ

Recuerda también que  en cualquier momento puedes dejar sin efecto el testamento que hayas otorgado y formular otro si así lo deseas.

Por todo lo anterior, el Consulado de México en Fráncfort  te extiende una cordial invitación para que otorgues testamento en la sede de esta representación consular y se pone a tu entera disposición para cualquier información adicional o duda en cuanto al procedimiento de este acto tan trascendental.

DALE SEGURIDAD A TUS SERES QUERIDOS !OTORGA TESTAMENTO!

Entérate

A modificar

Videogalería

Bienvenidos al Consulado
Bienvenidos al Consulado de México en Fráncfort
México el país que creías conocer
México el país que creías conocer
Protección Consular
Protección Consular

Recomendaciones