Muerte de Migrantes en la Circunscripción

Desde que existe la migración indocumentada ésta ha representado graves riesgos para todos los que participan en ella, incluyendo la posibilidad de perder la vida o resultar lesionado. Durante los últimos años se ha observado un incremento en los fallecimientos y lesiones de migrantes, lo que causó que desde 1997 el Consulado instrumente un programa dirigido a prevenir estos casos y, cuando ocurren, a atenderlos.

 

Prevención

Las actividades de prevención incluyen campañas informativas y coordinación en materia de rescate de migrantes.

Las campañas informativas consisten en mensajes transmitidos por los medios locales de comunicación y carteles ubicados en las zonas de Nuevo Laredo por las que transitan migrantes. La información contenida en los mensajes se refiere a los peligros específicos en Laredo a fin de que los potenciales migrantes tomen una decisión informada.

Por otra parte, la oficina en Nuevo Laredo de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) apoya informando al Consulado cuando, con base en el monitoreo permanente de los niveles del Río Bravo, cuando se prevé que el Río incrementará su corriente a fin de que el Consulado emita boletines de prensa advirtiendo a la población sobre el incremento del peligro en el río.

En materia de rescate, se promueve la coordinación de las autoridades de ambos lados de la frontera a fin de identificar las principales zonas de riesgo con el propósito de contar cerca de ellas con personal y equipo de rescate. Cientos de migrantes han salvado la vida gracias a este proyecto.

 

Atención en los casos de muertes

Para éstos casos, se tiene establecido un sistema con las autoridades de la Patrulla Fronteriza, del Condado de Webb y de la Policía de Laredo con el propósito de que se reporte al Consulado inmediatamente cuando se conoce del caso de un migrante fallecido. Estas notificaciones ocurren las 24 horas del día, los siete días de la semana. El personal del Consulado visita inmediatamente las instalaciones policíacas a fin de revisar las pertenencias que tenía consigo la persona fallecida para iniciar lo más rápidamente que sea posible el proceso de su identificación y localización de familiares.

Cada caso es distinto y recibe atención individualizada. En ocasiones, solamente se encuentra una hoja de papel en el que está anotado un número telefónico y por esa vía se inicia la investigación. En otras, el migrante porta alguna identificación, pero hay ocasiones en las que no se encuentra ningún documento u objeto que sirva para identificar a la persona fallecida. En éstos últimos casos se toma la filiación (y cuando la situación lo permite, la fotografía) del fallecido y ésta información se da a conocer a los medios a fin de solicitar el apoyo de la ciudadanía para su identificación.

Redes sociales

FACEBOOK

 

TWITTER