Palabras del Cónsul General Zabalgoitia

Inauguración Centro de Defensoría

en el Consulado General de México en Miami

 

En consideración a las nuevas medidas migratorias anunciadas por el gobierno de Estados Unidos, el Presidente de la República dio instrucciones a todos los Consulados de México en este país para convertirse en “auténticas defensorías de los derechos de los migrantes” mexicanos.

 

Con base en esa instrucción, el día de hoy los 50 Consulados ponen en marcha los “Centros de Defensoría”, un nuevo programa específicamente diseñado para brindar protección y asistencia consular. Se trata de una política de Estado apoyada por gobierno y sociedad. Ese respaldo de la sociedad mexicana se debe a que en este momento los Consulados son la primera línea de defensa de los derechos e intereses de los mexicanos en Estados Unidos.

 

Resulta alentador saber que en esta labor no estamos solos, ya que amplios sectores de la sociedad de este país también respaldan este esfuerzo. Contamos con importantes aliados estratégicos a nivel nacional, estatal y local. Gracias al apoyo y la colaboración de instituciones como el American Jewish Committee, la Florida Immigration Coalition, el Americans for Immigrant Justice, el Mexican American Council, por señalar sólo algunos, además de los despachos de abogados en que se apoya el consulado, podemos multiplicar nuestro alcance, y cumplir nuestra misión en: el calor de los campos agrícolas en Immokalee, en los Viveros en South Dade, en las casas de nuestros connacionales en Greenacres o Fort Pierce. Es por ello que me honra estar acompañado hoy por representantes de estas instituciones, Brent Probinsky e Hiram Montero. Todos ellos aportan, desde sus ámbitos de responsabilidad, su voluntad y capacidades para informar, orientar y asistir mejor a los mexicanos en el sur de Florida.

 

Ante las circunstancias y la demanda de nuestra comunidad, el Consulado ha constituido este Centro de Defensoría. Basta dar algunas cifras para contrastar la diferencia que hemos registrado en los últimos meses.

Nuestra gente requiere información para tener mayor tranquilidad. En enero y febrero de 2016, participamos u organizamos 3 foros comunitarios. En enero y febrero de 2017, hemos participado en 8 y tenemos ya 6 programados para marzo en múltiples ciudades de Florida.

En cuanto a difusión también resalta el renovado interés de los medios en este tema, el año pasado en los primeros dos meses dimos 2 entrevistas a medios de comunicación; en este año tuvimos 11 solicitudes en el mismo periodo.

 

Nuestras visitas a centros de detención migratoria, nuestros contactos con autoridades locales y nuestras reuniones con líderes comunitarios y otros Consulados también se han multiplicado. En los trámites también hemos observado esta tendencia, las citas del Consulado móvil se han duplicado, hemos extendido los horarios y citas de documentación, pero en ningún caso es más evidente que en el registro como mexicanos de los menores nacidos en Estados Unidos. Hemos triplicado nuestra capacidad de atención y aun así nos resulta difícil satisfacer la demanda de nuestras familias mexicanas.

 

Esta creciente demanda encontrará buen cauce en este Centro de Defensoría que abrimos hoy. El principal objetivo de los “Centros de Defensoría” es atender las necesidades de información y representación legal de los mexicanos que viven en los Estados Unidos, con apoyo de una red fortalecida de aliados locales, entre los que destacan abogados, escuelas de Derecho, clínicas de derecho migratorio y organizaciones de litigio, pro migrantes y defensoras de los derechos de las minorías.

 

Los “Centros de Defensoría” ofrecerán un espacio exclusivo para que los mexicanos que lo requieran reciban orientación y asesoría legal directa. Este servicio no sólo se ofrecerá en la sede consular, sino que se extenderá a los consulados móviles y sobre ruedas.

 

En este sentido, entre otras actividades, los “Centros de Defensoría” llevarán a cabo:


a. Talleres informativos “Conoce tus Derechos” (Know Your Rights), que tienen el propósito de que nuestra comunidad sepa cómo actuar para proteger sus derechos constitucionales en caso de una detención migratoria.

 

b. Talleres de diagnóstico migratorio (immigration screenings) para que, de manera individualizada, los mexicanos conozcan sus opciones en materia migratoria, posibles remedios migratorios disponibles, o bien los riesgos de deportación y puedan tomar decisiones basadas en información fidedigna.

 

c. Talleres para promover la doble nacionalidad. Los “Centros de Defensoría” reforzarán las campañas de los consulados en esta materia, no sólo brindando información, sino apoyando de manera parcial a aquellos mexicanos residentes permanentes de los Estados Unidos que por razones económicas no ha podido solicitar su naturalización. Actualmente el costo por presentar una solicitud es de $725 dólares y la población elegible asciende a 2.7 millones de mexicanos.

 

d. Campaña informativa de prevención de un eventual retorno. Los “Centros” difundirán las medidas preventivas que nuestra comunidad debe tomar ante posibles escenarios de deportación, planes de emergencia en caso de que sean detenidos por autoridades migratorias, particularmente respecto a la custodia temporal de sus hijos y el manejo de sus propiedades, y para que se prepare en caso de retorno a México.

 

e. Los “Centros” igualmente informarán sobre los apoyos que las personas repatriadas pueden recibir en México a través del Programa “Somos Mexicanos”.

 

Además de estas campañas, a través de los “Centros de Defensoría” los Consulados formarán “mecanismos de respuesta rápida” con la propia comunidad y organizaciones pro migrantes y de litigio ante operativos migratorios, y se reforzará el programa de visitas a prisiones, de condado, estatales y federales, así como centros de detención migratoria.

 

En ambos casos, nuestros consulados verificarán las condiciones de detención de ciudadanos mexicanos y, sobre todo, que se cumpla con el debido proceso.

 

En este sentido, nuestros funcionarios consulares pondrán particular atención en la identificación de irregularidades y abusos durante la aprehensión y detención de las personas entrevistadas para ofrecerles los servicios legales correspondientes. Igualmente, se prestará atención a casos en que existan patrones recurrentes de actos violatorios de preceptos constitucionales por alguna autoridad específica para buscar una solución legal colectiva. En ambos casos se trabajará de la mano con organizaciones de litigio, tanto locales como nacionales.

 

Además de fortalecer los servicios legales que se ofrecen en este Consulado General, nuestro “Centro de Defensoría” seguirá identificando corporaciones, instituciones, fundaciones y otras organizaciones para ofrecer asistencia pro bono y multiplicar los recursos necesarios para apoyar las acciones de orientación y defensa legal de los mexicanos que la requieran, particularmente migratoria.

 

Igualmente se dará seguimiento puntual al cumplimiento de los Arreglos Locales de Repatriación para garantizar que los procesos de remoción se realicen de manera ordenada, segura y con respeto a los Derechos Humanos, y se cumplan los lineamientos de protección a personas vulnerables acordados con las autoridades estadounidenses. 

 

En materia de derecho de familia, se promoverá la suscripción de Memoranda de Entendimiento con autoridades estatales y locales para la atención consular vinculada a preservar la unidad familiar en casos de custodia de niñas, niños y adolescentes.

 

Por supuesto, el Consulado continuará promoviendo acercamientos con autoridades estatales y locales para sensibilizarlos y reforzar la importancia de fortalecer los lazos de confianza que deben mantenerse con la comunidad inmigrante, así como para para difundir los beneficios de la relación bilateral y el impacto positivo que tiene la comunidad mexicana en la economía y sociedad de Estados Unidos.

 

 

Finalmente, los “Centros de Defensoría” apoyarán en la difusión entre nuestra comunidad y aliados locales de nuestras principales herramientas de asistencia y protección preventiva, como la aplicación MiConsulmex y muy particularmente el CIAM (1855-4636-395), que constituyen el principal punto de contacto entre el gobierno de México y nuestros connacionales en este país brindando una respuesta oportuna e integral a sus necesidades específicas de asistencia y protección consular. Es para mí un honor inaugurar hoy el Centro de Defensoría en el Consulado General de México en Miami.