Principal


Presidente López Obrador exhorta a inversionistas mexicanos y estadounidenses a incluir sector social en proyectos económicos

  • Mandatario mexicano asume seis compromisos para brindar confianza a sector privado de ambos países
  • Agradezco al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto, mediante diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo
  • Coincido contigo en que trabajando juntos y escuchándonos podemos encontrar puntos en común, externa el mandatario a Larry D. Fink, CEO de BlackRock

 

Mérida, Yucatán, 14 de abril de 2019.- El Gobierno de México asume seis compromisos que brindan certeza a empresarios e inversionistas para desarrollar proyectos en nuestro país, una de las naciones más excepcionales del orbe. Con la sincera voluntad expresada en conjunto con inversionistas y autoridades del país vecino, será posible dar verdaderas opciones de bienestar a la población, que es el factor social a integrarse en esta sinergia.

Al asistir como testigo de honor en la firma del Acuerdo entre los Sectores Privados de México y Estados Unidos, en el marco del U.S.-México CEO Dialogue and Business Summit for Investment in Mexico, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un balance positivo acerca de la disposición expresada en conjunto por inversionistas de ambos países:

“Este encuentro es un ejemplo de esa política que debemos de seguir, una política que se puede mantener cuando hay voluntad sincera en los sectores productivos y en los gobiernos de las dos naciones.”

Al tiempo de celebrar la declaración conjunta firmada por el Consejo Coordinador Empresarial y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, el mandatario mexicano reconoció a su homónimo estadounidense

Presidente López Obrador exhorta a inversionistas mexicanos y estadounidenses a incluir sector social en proyectos económicos

  • Mandatario mexicano asume seis compromisos para brindar confianza a sector privado de ambos países
  • Agradezco al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto, mediante diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo
  • Coincido contigo en que trabajando juntos y escuchándonos podemos encontrar puntos en común, externa el mandatario a Larry D. Fink, CEO de BlackRock

 

Mérida, Yucatán, 14 de abril de 2019.- El Gobierno de México asume seis compromisos que brindan certeza a empresarios e inversionistas para desarrollar proyectos en nuestro país, una de las naciones más excepcionales del orbe. Con la sincera voluntad expresada en conjunto con inversionistas y autoridades del país vecino, será posible dar verdaderas opciones de bienestar a la población, que es el factor social a integrarse en esta sinergia.

Al asistir como testigo de honor en la firma del Acuerdo entre los Sectores Privados de México y Estados Unidos, en el marco del U.S.-México CEO Dialogue and Business Summit for Investment in Mexico, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un balance positivo acerca de la disposición expresada en conjunto por inversionistas de ambos países:

“Este encuentro es un ejemplo de esa política que debemos de seguir, una política que se puede mantener cuando hay voluntad sincera en los sectores productivos y en los gobiernos de las dos naciones.”

Al tiempo de celebrar la declaración conjunta firmada por el Consejo Coordinador Empresarial y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, el mandatario mexicano reconoció a su homónimo estadounidense por la buena relación entre los dos países:

“Debo agradecer al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar nuestros asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto, y de la manera que considero más eficaz, mediante el diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo.”

Asimismo, el mandatario se dirigió a Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, a quien dijo: “Agradecemos mucho su presencia en este encuentro y le decimos que es bienvenido en México”.

El máximo representante del Estado mexicano expuso ante inversionistas y autoridades de ambos países los compromisos que se cumplirán desde el sector público para facilitar el desarrollo de proyectos:

“Por nuestra parte nos comprometemos a hacer valer un auténtico Estado de derecho… A respetar los compromisos que se hicieron para la aprobación del Tratado de Libre Comercio… A desarrollar el sureste de nuestro país y cooperar con el desarrollo de los países centroamericanos…”

Igualmente, refrendó que el gobierno federal continuará “con la política de fomento a la inversión reduciendo impuestos y aumentando salarios sin afectar la estabilidad de las empresas en los tres mil 180 kilómetros de la franja fronteriza con los Estados Unidos”. Además, reiteró el compromiso de respetar los contratos sobre inversiones asumidos por el gobierno federal.

El presidente se dirigió a Larry D. Fink, CEO de BlackRock:

“En cuanto a la relación de México con Estados Unidos, comparto contigo lo expuesto y cito textualmente el final de tu texto, según el cual, ‘trabajando juntos y escuchándonos unos a otros podemos encontrar puntos en común que necesitamos. No todas estas conversaciones serán cómodas’, sigues diciendo, y también afirmas, y eso está bien, ‘eso es consustancial a la democracia’, agrego.

“’Pero nos necesitamos unos a otros, necesitamos entendernos unos a otros. Al hacerlo, podemos crear una mayor prosperidad, tanto para los ciudadanos de México, como para los ciudadanos de los Estados Unidos, y de este modo podemos acercar a nuestras dos naciones. Fin de la cita.”

El jefe del Ejecutivo federal también destacó coincidencias con Fink en cuanto al buen entendimiento entre los países y agregó que “debemos también hacia adelante pensar en incluir al sector social de la economía, a campesinos, obreros, ambientalistas, cooperativistas, entre otros. Hacer sociedades entre los tres sectores.”

Y agregó: “A mí me toca gobernar una de las 10 naciones más excepcionales del mundo, mientras a ti te corresponde manejar un fondo de inversión que está considerado entre los 10 más importantes del mundo”.

Por parte de México acompañaron al presidente: Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán; Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Rocío Nahle García, secretaria de Energía; Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia; y Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Guillermo Vogel Hinojosa, vicepresidente.

Por parte de Estados Unidos: Wilbur Ross, secretario de Comercio; Dan Brouillette, subsecretario de Energía; Thomas Donohue, CEO de la Cámara de Comercio de Estados Unidos; Larry Fink, presidente y fundador de BlackRock; y Patrick Ottensmeyer, presidente y CEO de Kansas City Southern.

la buena relación entre los dos países:

“Debo agradecer al presidente Donald Trump por estar abierto a tratar nuestros asuntos comerciales, migratorios y de seguridad con respeto, y de la manera que considero más eficaz, mediante el diálogo permanente y con la cooperación para el desarrollo.”

Asimismo, el mandatario se dirigió a Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, a quien dijo: “Agradecemos mucho su presencia en este encuentro y le decimos que es bienvenido en México”.

El máximo representante del Estado mexicano expuso ante inversionistas y autoridades de ambos países los compromisos que se cumplirán desde el sector público para facilitar el desarrollo de proyectos:

“Por nuestra parte nos comprometemos a hacer valer un auténtico Estado de derecho… A respetar los compromisos que se hicieron para la aprobación del Tratado de Libre Comercio… A desarrollar el sureste de nuestro país y cooperar con el desarrollo de los países centroamericanos…”

Igualmente, refrendó que el gobierno federal continuará “con la política de fomento a la inversión reduciendo impuestos y aumentando salarios sin afectar la estabilidad de las empresas en los tres mil 180 kilómetros de la franja fronteriza con los Estados Unidos”. Además, reiteró el compromiso de respetar los contratos sobre inversiones asumidos por el gobierno federal.

El presidente se dirigió a Larry D. Fink, CEO de BlackRock:

“En cuanto a la relación de México con Estados Unidos, comparto contigo lo expuesto y cito textualmente el final de tu texto, según el cual, ‘trabajando juntos y escuchándonos unos a otros podemos encontrar puntos en común que necesitamos. No todas estas conversaciones serán cómodas’, sigues diciendo, y también afirmas, y eso está bien, ‘eso es consustancial a la democracia’, agrego.

“’Pero nos necesitamos unos a otros, necesitamos entendernos unos a otros. Al hacerlo, podemos crear una mayor prosperidad, tanto para los ciudadanos de México, como para los ciudadanos de los Estados Unidos, y de este modo podemos acercar a nuestras dos naciones. Fin de la cita.”

El jefe del Ejecutivo federal también destacó coincidencias con Fink en cuanto al buen entendimiento entre los países y agregó que “debemos también hacia adelante pensar en incluir al sector social de la economía, a campesinos, obreros, ambientalistas, cooperativistas, entre otros. Hacer sociedades entre los tres sectores.”

Y agregó: “A mí me toca gobernar una de las 10 naciones más excepcionales del mundo, mientras a ti te corresponde manejar un fondo de inversión que está considerado entre los 10 más importantes del mundo”.

Por parte de México acompañaron al presidente: Mauricio Vila Dosal, gobernador de Yucatán; Marcelo Ebrard Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Rocío Nahle García, secretaria de Energía; Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia; y Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Guillermo Vogel Hinojosa, vicepresidente.

Por parte de Estados Unidos: Wilbur Ross, secretario de Comercio; Dan Brouillette, subsecretario de Energía; Thomas Donohue, CEO de la Cámara de Comercio de Estados Unidos; Larry Fink, presidente y fundador de BlackRock; y Patrick Ottensmeyer, presidente y CEO de Kansas City Southern.

 

------

President López Obrador Urges Mexican and US Investors to Include Society in Economic Projects

  • The Mexican president makes six commitments to give confidence to the private sector in both countries
  • I thank President Donald Trump for being open to discussing trade, migration and security issues with respect, through an ongoing dialogue and development cooperation
  • I agree with you that, by working together and listening to each other, we can find common ground, the president said to BlackRock CEO Larry D. Fink

 

Mérida, Yucatán, April 14, 2019 .- The Government of Mexico has made six commitments to bring certainty to business executives and investors who carry out projects in our country, one of the most exceptional nations in the world. With the sincere desire expressed together with investors and authorities from our neighboring country, we will be able to provide real options for people's wellbeing. They are the social factor that must be included in this synergy.

Attending the signing of the Agreement between the Private Sectors of Mexico and the United States as witness of honor at the U.S.-Mexico CEO Dialogue and Business Summit for Investment in Mexico, President Andrés Manuel López Obrador spoke positively about the willingness expressed jointly by investors from both countries:

"This meeting is an example of the policy we should follow, a policy that can be maintained when there is a sincere desire on the part of the productive sectors and the governments of both nations to do so."

The Mexican president applauded the joint statement signed by the Business Coordinating Council and the U.S. Chamber of Commerce, and commended his U.S. counterpart for the good relationship between the two countries:

 "I would like to thank President Donald Trump for being open to discussing our trade, migration and security issues with respect, and in what I consider to be the most effective way: through an ongoing dialogue and with development cooperation."

The president also addressed U.S. Commerce Secretary Wilbur Ross, saying, "We thank you for being at this meeting and want you to know that you are welcome in Mexico."

The Mexican president presented to the investors and authorities of both countries the commitments the public sector will make to facilitate the development of projects:

"For our part, we are committed to upholding a true Rule of Law ... To respecting the commitments that were made for approval of the Free Trade Agreement ... To developing southeast Mexico and cooperating with the development of the Central American countries ..."

He also reiterated that the federal government will continue "its policy of promoting investment by lowering taxes and increasing salaries without affecting companies' stability along the 3,180 of the border with the United States."  In addition, he reiterated the commitment to respect the investment contracts assumed by the federal government.

The president addressed BlackRock CEO Larry D. Fink, saying:

"Regarding Mexico's relationship with the United States, I agree with you, and I quote, word for word, the end of your statement that says, By working together and listening to one another, we can find the common ground that we need. Not all of these conversations will be comfortable', you continue, 'and that's fine; that's an intrinsic part of democracy.’

"'But we need each other; we need to understand each other. In doing so, we can create greater prosperity, both for the citizens of Mexico and for the citizens of the United States, and in this way we can bring our two nations closer together. End quote."

The president also highlighted areas of agreement with Fink regarding the good understanding between the two countries, adding, "Going forward, we must also think about including the social element of the economy, farmers, workers, environmentalists, cooperatives, among others. We must forge partnerships among the three sectors."

And he added: "It's my responsibility to govern one of the 10 most exceptional nations in the world. And it's your responsibility to manage one of the 10 most important investment firms in the world."

Accompanying the president, for Mexico, were: Yucatan Governor Mauricio Vila Dosal; Foreign Secretary Marcelo Ebrard; Economy Secretary Graciela Márquez Colín; Energy Secretary Rocío Nahle García; Alfonso Romo Garza, the president's chief of staff; and Carlos Salazar Lomelín, and Guillermo Vogel Hinojosa, president and vice president, respectively, of the Business Coordinating Council (CCE).

For the United States: Commerce Secretary Wilbur Ross; Dan Brouillette, Deputy Secretary Energy; Thomas Donohue, CEO of the U.S. Chamber of Commerce; Larry Fink, president and founder of BlackRock; and Patrick Ottensmeyer, president and CEO of Kansas City Southern.