Home


Si usted fue detenido por las autoridades migratorias dentro de los condados de Ventura, Santa Bárbara o San Luis Obispo, estas retienen sus pertenencias durante todo el proceso y le entregan un recibo para recuperarlas cuando es puesto en libertad o al ser deportado.

Si usted quiere que las pertenencias le sean entregadas a algún familiar o al Consulado de México en Oxnard, debe realizar la petición y autorizar para que se puedan recoger en el centro de procesamiento en que se encuentre, Santa María o Camarillo.

Si es detenido por las autoridades policiacas o estuvo privado de su libertad en la cárcel de los condados de Ventura, Santa Bárbara o San Luis Obispo, sus pertenencias le son entregadas cuando es puesto en libertad.

Si usted estuvo privado de libertad en la prisión estatal de California Men´s Colony o la prisión federal USP/FCI Lompoc, sus pertenencias le son entregadas cuando son puestos en libertad o son entregadas a las autoridades migratorias si es que son puestos a su disposición y se le entrega un recibo para que las reciba al ser liberado o deportado.

Si por alguna razón no le son entregadas sus pertenencias en cualquiera de los casos arriba mencionados y fue deportado, debe acudir a la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores más cercana a su lugar de residencia y realizar una petición para que esta oficina consular pueda realizar las gestiones necesarias para tratar de recuperar sus pertenencias.

Es muy importante que no deje pasar mucho tiempo para tratar de recuperar sus pertenencias ya que las autoridades estadounidenses las destruyen cada determinado tiempo.

NOTA: Si usted fue detenido por la patrulla fronteriza o por las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP en su intento por cruzar la frontera, deberá acudir a la delegación de la Secretaría de Relaciones Exteriores más cercana a su domicilio para que soliciten la intervención del Consulado más cercano al lugar donde fue detenido. Es importante que tome en cuenta que las autoridades migratorias establecen un plazo máximo de 30 días para que las personas o el Consulado puedan recuperar sus pertenencias e indican que después de ese plazo, las pertenencias pueden ser destruidas.