En caso de arresto

 

Cuando algún nacional mexicano es detenido por alguna autoridad de Estados Unidos, independientemente de la calidad migratoria que ostente, tiene derechos y el oficial que lo haya detenido tiene la obligación de leerlos y de asegurarse de que el detenido los entienda.  A estos derechos se les conoce en Estados Unidos como los derechos “Miranda” y contemplan lo siguiente:

 

·         Derecho a permanecer callado pues todo lo que diga el detenido puede ser utilizado en su contra (solo debe proporcionar su nombre y domicilio).

·         Si el detenido no cuenta con recursos económicos para pagar un abogado que lo defienda, el estado  proporcionará uno gratuito. Se recomienda no hacer ninguna declaración si un abogado no está presente.

·         Derecho a solicitar la protección del Consulado.

·         No oponer resistencia o amenazar a los oficiales.  Se recomienda no realizar movimientos bruscos y mantener las manos a la vista del oficial para que no piense que porta algún arma.

 

Si la persona es detenida conduciendo un vehículo, se le recomienda permanecer sentada y poner las manos sobre el volante. Es necesario esperar a que el oficial indique qué hacer o los documentos a mostrar.  Por ningún motivo se recomienda bajar del vehículo, a menos que el oficial así lo indique.

 

 

Para mayor información, acuda al Consulado General o llame al (602) 242 7398, Ext. 200