El Subsecretario General de América Latina y el Caribe de la Cancillería brasileña, Emb. Paulo Estivallet de Mesquita, y el Subsecretario para América Latina y el Caribe de la Cancillería mexicana, Emb. Luis Alfonso de Alba, copresidieron la IV Reunión de la Comisión Binacional México-Brasil, ocasión en la que celebraron el alto nivel del entendimiento político alcanzado entre los dos países a lo largo de los mandatos de los presidentes Michel Temer y Enrique Peña Nieto.

Las delegaciones de México y Brasil evaluaron los resultados de los trabajos de las Subcomisiones de Asuntos Políticos; de Asuntos Económicos, Comerciales y Financieros; de Asuntos de Cooperación Técnica y Científica; y de Asuntos de Cooperación Educativo-Cultural, así como de la V Reunión del Mecanismo Bilateral de Consultas sobre Temas Multilaterales.

Se congratularon de los procesos electorales en los dos países que demuestran la solidez democrática de sus instituciones, y subrayaron la convicción de que los nuevos presidentes electos otorgarán especial relevancia al avance de las relaciones bilaterales, aprovechando el patrimonio construido en los últimos años.

Constataron el incremento en los flujos de inversión y comercio bilaterales, que en 2017 superó los 9 mil millones de dólares, representando una tasa de crecimiento anual del 17.1% con respecto a 2016; en los primeros ocho meses de 2018 ha crecido 17%. Reconocieron los avances obtenidos en las ocho rondas de negociación para la ampliación y profundización del Acuerdo de Complementación Económica nº 53 (ACE-53) y manifestaron su interés en alcanzar, a la brevedad posible, un entendimiento que permita incrementar aún más los flujos comerciales.

 

Con el objetivo de apoyar la intensificación de las relaciones económicas y comerciales, anunciaron la voluntad de crear un Consejo Empresarial México-Brasil, acercando así a los líderes empresariales de ambas naciones. En ese marco, se congratularon también por la entrada en vigor, el pasado 7 de octubre, del Acuerdo de Cooperación y Facilitación de Inversiones (ACFI), el cual crea un marco jurídico favorable para las inversiones recíprocas, que se estima superan los 30 mil millones de dólares en cada país.

Las delegaciones acordaron que México y Brasil, ante los desafíos comunes de superación de la pobreza, pueden beneficiarse mutuamente del intercambio de experiencias para la implementación de programas sociales exitosos. En ese sentido, subrayaron la adopción del nuevo programa de cooperación bilateral para el período 2018-2020, integrado, entre otros, por proyectos relacionados a políticas públicas para la atención a la primera infancia; a la unificación de los sistemas de información de los programas sociales; y al intercambio de experiencias para el combate a la obesidad. Expresaron igualmente su interés en consolidar la cooperación internacional para el desarrollo común, recordando que México y Brasil son los mayores oferentes de cooperación Sur-Sur en América Latina y el Caribe. Decidieron, por ello, hacer esfuerzos conjuntos para dinamizar esta modalidad de cooperación con base en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Celebraron la entrada en vigor, este mes de octubre, del Acuerdo para el Reconocimiento Mutuo del Tequila y la Cachaza como Denominaciones Geográficas y Productos Distintivos de México y Brasil, respectivamente, así como del Acuerdo de Servicios Aéreos México-Brasil, en vigor desde septiembre último; y reafirmaron la importancia de la firma, en el marco del encuentro bilateral entre los Presidentes Michel Temer y Enrique Peña Nieto, en Puerto Vallarta, México, el pasado 23 de julio, del Acuerdo de Cooperación y Asistencia Administrativa Mutua en Asuntos Aduaneros.

Asimismo, expresaron su intención de reforzar la coordinación en temas multilaterales, teniendo en mente la visión común de mundo y la coincidencia de intereses en diversos temas de la agenda internacional, entre ellos el desarme, los derechos humanos y la igualdad de género, la migración, el medio ambiente, la paz y la seguridad.

La parte brasileña agradeció la disposición manifestada por el Gobierno mexicano para colaborar en los esfuerzos de recuperación del Museo Nacional de Río de Janeiro.

Finalmente, las delegaciones reconocieron el significado de realizar en México, en el año 2020, un evento conmemorativo del cincuentenario de la conquista del Tricampeonato Mundial de Futbol por la Selección Brasileña.

Se acordó realizar la V Reunión de la Comisión Binacional en 2020, en México, en fecha a ser mutuamente acordada.