El Canciller Marcelo Ebrard asiste al evento del 70ºaniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en Marrakech, Marruecos 

 

Comunicado No. 008.- En el marco de la Conferencia Intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular

En el marco de la Conferencia Intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la Organización de las Naciones Unidas, que tiene lugar en Marrakech los días 10 y 11 de diciembre de 2018, el Secretario de Relaciones Exteriores, Lic. Marcelo Ebrard Casaubón, estuvo presente  en el evento paralelo Conmemorativo del 70º. Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, presidido por el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, Sr. Antonio Guterres y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

En nombre del Gobierno recién electo, el Canciller confirma la vocación multilateral de México, y su compromiso para con el goce y ejercicio de todos los derechos humanos para todas las personas. Se destaca que la Declaración Universal de Derechos Humanos ofrece una excelente oportunidad para reflexionar sobre los avances en la realización de la paz y la justicia internacionales y sobre las soluciones conjuntas e innovadoras a los retos globales como la migración. 

La participación de una delegación de alto nivel en la Conferencia Intergubernamental, muestra la importancia que México concede a los derechos humanos de los migrantes, al mismo tiempo que busca tender alianzas y nuevos vínculos de colaboración para seguir avanzando la agenda nacional e internacional de derechos humanos, particularmente en favor de las personas migrantes y sus familias.

Como hace 70 años, la Declaración Universal definió una nueva relación entre el Estado y las personas, hoy de la misma manera, México está en pos de un nuevo paradigma que tenga al pueblo y a su bienestar como eje de sus acciones. Reiterando el compromiso de continuar participando activamente  a nivel internacional, con base en los principios de la política exterior consagrados en la Constitución, destacando la   protección y promoción de los derechos humanos, así como en el fortalecimiento de los vínculos de colaboración con los organismos internacionales, con miras a traducir en acciones el espíritu de la Declaración Universal en políticas públicas que atiendan a las necesidades de las sociedades y de las personas migrantes.