Principal


Salida del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas no exime a los EEUU de sus obligaciones internacionales en la materia.

El gobierno de México está convencido que el multilateralismo es la vía idónea para enfrentar los retos globales, y que hoy más que nunca resulta fundamental defender y fortalecer las instituciones que los países hemos construido para contar con espacios de convergencia y entendimiento mutuo.

El gobierno de México lamenta la decisión del gobierno de los Estados Unidos de América de renunciar a su participación en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

El Consejo de Derechos Humanos, como órgano subsidiario de la Asamblea General de la ONU, desempeña una labor muy importante, especialmente en un contexto internacional en el que existen desafíos para la protección de los derechos humanos de todas las personas, y en particular de grupos en situación de vulnerabilidad, como son los niños, niñas y adolescentes, las personas con discapacidad, las personas migrantes, las comunidades indígenas, y las personas LGBTI, entre otros.

Sin perjuicio de la determinación del gobierno de Estados Unidos, su salida del Consejo no lo exime del cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de promoción y protección de los derechos humanos, como cualquier otro Estado.

El gobierno de México está convencido que el multilateralismo es la vía idónea para enfrentar los retos globales, y que hoy más que nunca resulta fundamental defender y fortalecer las instituciones que los países hemos construido para contar con espacios de convergencia y entendimiento mutuo.

En ese sentido, como Estado Miembro del Consejo, y como un país que promueve activamente la cooperación multilateral y la protección internacional de los derechos humanos, México reafirma su decisión de seguir participando activamente en las labores de dicho órgano y de continuar trabajando para avanzar en su fortalecimiento y operación efectiva.