Este Consulado General entregó el reconocimiento Ohtli a Hilda Panasiuk el 28 de noviembre, en una ceremonia que congregó a invitados de los sectores académicos, culturales, comunitarios, empresariales, cuerpo diplomático y representantes de los medios de comunicación hispanos.

En el acto, el Cónsul General Mauricio Toussaint reconoció la labor que ha realizado la señora Panasiuk desde 1972, fecha en la que se estableció en Toronto, para promover nuestra cultura, así como su larga trayectoria en la danza, lo que la ha hecho acreedora de diversos premios.

Asimismo, destacó los méritos de la galardonada por su activa participación en asociaciones comunitarias para impulsar el baile folklórico mexicano en Toronto. Entre ellas, el Comité Organizador de las Fiestas Patrias, el cual preside; “Cien Mujeres Mexicanas”; y el Comité de la Comunidad Mexicana de Ayuda a Damnificados.

Al referir el significado del premio Ohtli y su entrega como reconocimiento a tan exitosa mujer mexicana por parte del IME, los presentes ovacionaron la decisión.

Al recibir la medalla, la roseta y el diploma Ohtli, la homenajeada se mostró sumamente emocionada al relatar su experiencia de arribo y contacto con la cultura canadiense; agradeciendo a su familia y al Gobierno de México, en especial a este Consulado General, por la distinción.

Matrimonio en el Consulado General de México

El Cónsul General de México en Toronto, Mauricio Toussaint, dentro de sus facultades como Oficial del Registro Civil, unió en matrimonio a los mexicanos Tamara Mendiola Jaria y Daniel Efrén Miranda Moreno en la sede de esta Representación.

On November 9 and 10, the Harbourfront Centre hosted their annual  Day of the Dead celebration in collaboration with the Consulate General of Mexico in Toronto.

Hundreds of people came to participate in the festival, which included altars to the dead, music, folkloric dance, films, children’s workshops and stalls selling food and handicrafts.

Community groups and people interested in Mexican traditions created altars dedicated to the composer Francisco Gabilondo Soler, “Cri-cri”; Gilberto Hernández , the founder of Alianza Mexicana; the musician Billy Bryans; and the artist Arlan Londoño.

The Consulate General dedicated its altar to the Mexican lithographer, illustrater and caricaturist José Guadalupe Posada. This year marks the 100th anniversary of Posada’s death.

The altar displayed copies of Posada’s engravings, such as the famous “Catrina,” as well as two large paper sculptures entitled “Las dos Fridas” (The Two Fridas), made by artist Sergio Otero. Otero has exhibited his work at the Georges Pompidou Museum of Modern Art in Paris, France (1989), the Expo in Seville, Spain (1992), and at Europalia, Brussels, Belgium (1993) among other sites around the world.

As part of the homage to Posada, Chicago-based art historian and curator Dr. Diane Miliotes gave a talk entitled “Calaveras, Catrinas and Dandies: José Guadalupe Posada and his Legacy.” Dr. Miliotes specialises in Mexican popular culture.

For the first time this year, in addition to the altars made by the Mexican community and the Consulate, the Harbourfront Centre placed a public altar to the dead in Ontario Square.

The celebration included performances by the Mexican Folkloric Dance Company, Ballet Folklórico Puro México, and by the Mariachi group México Amigo.

The musical lineup featured the Toronto debut of Mamselle Ruiz, a Montreal-based singer with Mexican roots.

There was also a screening of the film “Calling Home the Dead: Día de los Muertos,” directed by Jim Hills, and short films about the Day of the Dead festival in Mexico.

At the children’s workshops, families learned to make papel picado (perforated tissue paper), flores de cempasuchitl (paper marigold flowers) and skeleton masks, and there were storytelling and children’s dance activities.

Also at the celebration were vendors selling Mexican food, as well as handicrafts from various regions of Mexico, and silver jewelry.
Staff from the Consulate General gave out pieces of pan de muerto (bread of the dead) on both days of the festival.

For another year, the Mexican Day of the Dead - a tradition which has been passed down from generation to generation - was shared with a multicultural audience, and visitors were amazed by this remarkable example of Mexican popular culture.

El Subsecretario para América del Norte, Sergio M. Alcocer, y el Embajador de México en Canadá, Francisco Suárez Dávila, encabezaron el 22 de noviembre en la sede del Consulado General en Toronto una reunión de coordinación con los titulares y encargados de las representaciones mexicanas en Canadá.

La red consular en este país es la segunda más grande con que cuenta México en el extranjero y está conformada por los Consulados Generales en Toronto, Montreal y Vancouver, y por los Consulados en Calgary y Leamington.

En el encuentro se analizaron los avances recientes en el diálogo bilateral, la relación económica y la operación de mecanismos de coordinación y cooperación, tales como la Alianza México-Canadá, el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT), el Mecanismo de Movilidad Laboral y el Grupo de Alerta Temprana para la Atención de Casos Consulares, así como esquemas a nivel provincial. El PTAT es un programa exitoso de movilidad laboral que involucró el traslado de México a Canadá, este año, de más de 18 mil trabajadores agrícolas, la mitad de ellos a la provincia de Ontario.

Los funcionarios presentaron las acciones a desarrollar en 2014, año en que se conmemorarán el 70 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, el 40 aniversario de arranque del PTAT, y el 20 aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Además, hicieron un recuento de las prioridades en la agenda del Gobierno de México para asegurar que América del Norte se consolide como la región más dinámica y competitiva. Por la dimensión territorial y el sistema político canadiense, las autoridades provinciales y locales desempeñan papeles importantes en áreas como innovación, educación superior, investigación, emprendimiento y equidad de género.

La celebración de Día de Muertos en Harbourfront Centre se realizó los días 9 y 10 de noviembre, con la colaboración del Consulado General de México en Toronto.

Las diversas actividades, como los altares de muertos, música, baile folklórico, películas, talleres infantiles y venta de comida y artesanías, atrajeron a cientos de personas.

Grupos comunitarios y amigos de nuestras tradiciones instalaron altares dedicados al compositor  Francisco Gabilondo Soler “Cri-cri”, al fundador de la Alianza Mexicana Gilberto Hernández, al músico Billy Bryans y al artista Arlan Londoño.

El altar del Consulado General estuvo dedicado al grabador, ilustrador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, quien este año cumple un siglo de fallecido.

La ofrenda incluyó reproducciones de grabados del artista, como la famosa “Catrina”, así como dos grandes figuras de cartón tituladas “Las dos Fridas”, elaboradas por el artista Sergio Otero, quien ha expuesto en el Museo de Arte Moderno Georges Pompidou, en París, Francia (1989), en la Expo Sevilla, España (1992) y en Europalia, Bruselas, Bélgica (1993), entre otros.

Como parte del homenaje al grabador Posada,   la historiadora del arte y curadora, Doctora Diane Miliotes, quien radica en Chicago y se ha especializado en la cultura popular mexicana, dio una conferencia sobre el “Legado de José Guadalupe Posada, sus calaveras, catrinas y catrines”.

Por primera vez, además de los altares de la comunidad mexicana y del Consulado, Harbourfront Centre instaló un altar de muertos en Ontario Square.  

El programa artístico en los dos días del festival estuvo integrado por: Compañía de Danza Folklórica Mexicana, Ballet Folklórico Puro México y Mariachi México Amigo.

En la presencia musical destacó el debut en Toronto de la cantante Mamselle Ruiz, de origen mexicano radicada en Montreal.
También se proyectó la película “Llamar a los muertos a casa”, del director Jim Hills, y cortometrajes relacionados con la festividad del Día de Muertos en México.

Asimismo, se realizaron talleres familiares para elaborar papel picado, flores de cempasúchitl y máscaras de calaveras, así como sesiones de cuentacuentos y danza infantil.

En esta celebración de Día de Muertos hubo venta de comida mexicana, artesanías de varias provincias de México y joyería de plata.

El personal del Consulado General estuvo regalando porciones de pan de muerto a los visitantes, los dos días del festival.

Una vez más, la tradición mexicana de Día de Muertos llegó al público multicultural, el cual apreció con gran asombro esta muestra de cultura popular que se ha pasado de generación en generación.